Contáctenos

Artículos

Herramientas para la vida

Siete consejos para que los jóvenes ahorren

Si eres joven puedes seguir una serie de consejos para administrar mejor el dinero. Atrévete es muy fácil.

Convertir la cultura del ahorro en una constante de la vida no solamente trae beneficios económicos sino también que le genera grandes satisfacciones a la familia. Siete consejos para ti, si eres joven.

1. Empieza a ahorrar desde ya, para que cuando seas adulto el ahorro se haya convertido en un hábito.

2. No pidas a tus padres más de lo que necesitas, aprende a calcular a través de un presupuesto cuánto dinero gastarás en actividades escolares o de recreación.

3. No dudes en pedir el consejo de tus padres cuando desees adquirir algún tipo de bien.

4. Analiza muy bien antes de gastar tu dinero, mucho más cuando creas que los deseos pesan más que la razón.

5. Si vives lejos de tus padres, lleva un estricto control de tus gastos para que puedas suplir tus necesidades hasta final de mes.

6. En la universidad o en el colegio pídele a tus maestros analizar la importancia de la educación financiera.

7. No sigas comportamientos de excesos porque pueden arruinarte la vida.

 

Herramientas para la vida

¿Por qué es mejor el fondo de empleados que el banco?

Si su empresa tiene un fondo de empleados no dude en hacer parte de él porque se convierte en una fuente de préstamos donde los créditos salen más baratos.

“Colombia tiene algo que no tiene ningún otro país en el mundo: los fondos de empleados”, así lo asegura Hernando Vélez Uribe el presidente de la Asociación Nacional de Fondos de Empleados del país.

Por esa razón FinanzasPersonales.com.co lo contactó, para que explicara las ventajas, beneficios y descuentos que tienen los trabajadores al asociarse a los fondos.

Son muy ágiles en la concesión de los créditos
Un desembolso de un crédito urgente puede durar una hora, porque tienen toda la información de capacidad de pago y de ingresos de quién lo solicita. La respuesta a una solicitud es casi que inmediata, salvo cuando por ejemplo es un crédito para comprar casa o carro, donde se debe hacer un estudio más profundo.

Todo se conoce
Los asociados saben quién es quién porque son compañeros de trabajo y ahí hay una cantidad de información que no es muy difícil de verificar cuando alguien solicita un crédito. No es como en un banco donde hay que llevar una cantidad de pruebas para demostrar donde vive, cuánto se gana con quien vive, si es casado o soltero, en los fondos de empleados tienen toda esa información a la mano.

Hay un ahorro que no disminuye
Un empleado vive de lo que se gana pero si aporta al fondo aprende a vivir con un poco menos, pero lo mejor viene cuando decide retirar su dinero porque nunca recibirá menos de lo que ahorró a menos que tenga pendiente un crédito por pagar.

Descuentos reales
Cuando hay temporada de conciertos, festivales de teatro, comida u otro tipo de actividades de recreación, los fondos hacen convenios para adquirir boletas a menor precio y es el empleado quien termina recibiendo el beneficio, pues además de pagarlas con descuento lo puede hacer en varias cuotas.

La rentabilidad no es lo primordial
Los fondos de empleados no están pensados para generar rentabilidad porque la ley no permite que a los asociados reciban ganancias superiores al índice de inflación anual. Por ejemplo, en 2012 la inflación en Colombia fue de 2,44%, si un fondo invirtió recursos y se ganó $100 millones solamente puede repartir entre todos los aportantes lo equivalente a $2.440.000 y el resto del dinero no llega como ganancias a los trabajadores, por lo que no tiene justificación poner el dinero a correr riesgo alguno.

Servicios por cuotas
Se pueden pagar servicios que generalmente exigen que se paguen en una cuota como un paquete de medicina prepagada o el seguro para el carro. Los fondos hacen negociaciones para que además de ser más barato la persona no les pague intereses.

Puede seguir aunque esté pensionado
Quien se pensione y haya pertenecido al fondo de empleados podrá seguir en él aunque se desvincule de la empresa. En muchos casos hay personas que quieren seguir conservando sus ahorros para proyectos futuros y los mantienen en los fondos.

Traslado de fondo a fondo sin costo
Si un empleado cambia de empresa puede llevarse su dinero y pedir al nuevo fondo que se lo siga ahorrando sin ningún tipo de costo.

Según Hernando Vélez Uribe, presidente de Analfe como se llama la asociación de fondos de empleados de todo el país, aunque las entidades financieras y bancarias son necesarias para las economías, no se puede desconocer que “las tasas de interés de los fondo están muy por debajo de las del sector financiero porque no pueden enriquecerse con los ahorros de los empleados”.

“Además en 24 años de existencia solamente se han quebrado tres y no por malos manejos sino porque los patronos dejaron de girar la cuota de los trabajadores

 

 

Herramientas para la vida

Inteligencia emocional

Daniel Goleman explica que el éxito de una persona no depende de su coeficiente intelectual o de sus estudios académicos, si no de la inteligencia emocional, que según el, es un conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan la conducta de un persona, y que pueden definirse, como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones. Por ello ciertas personas con una elevada inteligencia emocional pueden tener más éxito a lo largo de su vida que las que tienen un mayor coeficiente intelectual o estudios.


El coeficiente intelectual es más fácil de definir y medir, y desde hace muchos años se ha creído que era lo más importante para el triunfo y el desarrollo, pero al pensar de esta manera estábamos equivocados, ya que es la inteligencia emocional la que indica con bastante aproximación si una persona esta cualificada para triunfar y ser feliz.

No le damos la importancia que se merece a la inteligencia emocional, tenemos que ser conscientes que la mayoría de nuestras decisiones, por no decir todas, están dominadas por las emociones (acceder a una carrera, elegir pareja, contraer matrimonio, aceptar un trabajo, etc.). Por ello estos impulsos de emociones y sentimientos deben ser guiados, orientados, controlados y expresados mediante una sana inteligencia emocional.

La inteligencia emocional no se establece al nacer, sino que se puede crear, alimentar y fortalecer a través de una combinación de factores, entre los cuales nos encontramos; las experiencias de la infancia y el esfuerzo adecuado. Por tanto, desde niño se deberían aprender conceptos emocionales básicos, Daniel Goleman nos explica que la inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo, teniéndose muy en cuenta los sentimientos.

Estas inteligencias personales abarcan cinco competencias principales:

• Conocimiento de las propias emociones: Consiste en la capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento en que aparece, las personas que tienen mayor certeza de sus emociones suelen dirigir mejor sus vidas.
• Capacidad de controlar las emociones: Es una habilidad básica que permite controlar nuestros sentimientos y utilizarlos en el momento preciso. Ya nuestras emociones no se pueden ni elegir ni evitar.
• Capacidad de motivarse: Consiste en saber utilizar el potencial existente para poder conseguir resultados sobresalientes y no conformarse con lo que se tiene. Esta habilidad suele convertir a las personas más productivas y eficaces.
• Reconocimiento de las emociones ajenas: Saber ponerse en el lugar de los demás es una habilidad fundamental. Esto es lo que se denomina empatía, donde también es importante ser capaz de comprender pensamientos y sentimientos que no se hayan expresado verbalmente.
• Control de las relaciones: Al estar en contacto con las demás personas es importante que este sea el trato adecuado, como así también de reconocer los conflictos y de saber solucionarlos.


 

.




 

Herramientas para la vida

¡Inteligencia emocional, lo que no puede faltar en un profesional!

Quienes siguen la evolución y desarrollo de los alumnos que ocuparon los primeros puestos en las etapas escolares y universitarias, cada vez se convencen más de que los éxitos académicos no necesariamente predicen los logros profesionales.

De igual forma, no por tener un coeficiente intelectual por encima del rango considerado como normal o superior (90 - 109 y 110 - 119), una persona tiene garantizada una posición relevante en la etapa laboral de su vida.

Según Daniel Goleman, conocido psicólogo estadounidense, es la inteligencia emocional y no el coeficiente intelectual, lo que puede predecir el éxito que un niño podría alcanzar en su vida; un experimento realizado en la Universidad de Princeton y conocido como el caso de los malvaviscos o “masmelos”, como les decimos en Colombia, confirma su teoría.

El ejercicio consistía en sentar aisladamente a niños de 4 años frente a un plato con un masmelo. El entrevistador le decía al niño que iba a salir un momento del salón y que si quería podía comerse el masmelo, pero que si no lo hacía, a su regreso le daría un segundo masmelo y entonces podría comerse los dos. Lo que pretendía el experimento era identificar a los niños capaces de dominar sus emociones, de los que no y seguir la evolución de los dos grupos, a lo largo de 40 años.

Cuando 14 años más tarde, los participantes en el ejercicio se graduaron, se encontró que los que se comieron el masmelo eran estudiantes que se derrumbaban con mayor facilidad ante la presión y eran personas irritables que se enfadaban con frecuencia; por el contrario, los que pudieron esperar, eran jóvenes más tranquilos y populares en la escuela; enfrentaban los problemas de mejor manera, simpatizan con las demás personas y mantenían sus objetivos con mayor facilidad.

En los exámenes de ingreso a la universidad, los que resistieron alcanzaron una ventaja de 210 puntos sobre el grupo que sí comió; esta diferencia es la misma que se encuentra entre estudiantes que provienen de familias donde los padres tienen estudios universitarios y los que provienen de familias cuyos padres no tienen educación superior. Se puede concluir entonces que la inteligencia emocional es la capacidad de controlar las emociones, para reaccionar adecuadamente ante las diferentes situaciones.

En el mundo laboral, la inteligencia emocional ha ido ganando importancia; factores como la empatía, que es lo que nos permite relacionarnos con las personas, son fundamentales para conseguir una comunicación abierta y clara y poder trabajar de manera armoniosa y en equipo. La empatía tiene que ver también con la habilidad de escuchar, que es determinante para poder entender cómo se sienten las personas y construir confianza.

Los gerentes que han desarrollado su inteligencia emocional, toman sus decisiones no solo basados en la información disponible; su intuición juega un papel importante en el proceso. Son personas optimistas y con alta motivación al logro, lo cual es crucial para alcanzar el éxito y tiene muy desarrollada su capacidad de persuasión, para conseguir objetivos con la colaboración de terceros. No menos importante es la habilidad social, pues los negocios se mueven en torno a relaciones y son personas capaces de solucionar creativamente los conflictos que enfrentan. Mientras que el coeficiente intelectual se mantiene a lo largo de la vida, podemos trabajar para cambiar la forma como reaccionamos ante ciertos estímulos.

Evitando caer en “el secuestro de la amígdala”

Según explica Daniel Goleman, la memoria de las emociones y las reacciones ante estímulos como la presión y el peligro, se concentran en la amígdala, una parte esencial del cerebro que actúa cuando algo repentino sucede, generando reacciones como la furia, el temor, el deseo de huir o de luchar. Pero antes de que se produzca la reacción, la orden pasa por el lóbulo prefrontal del cerebro, que tiene la capacidad de razonar y de inhibir la orden enviada por la amígdala. Con esto se puede evitar lo que Goleman define como “el secuestro de la amígdala”, que son aquellos momentos en que una persona actúa poseída por la ira y termina diciendo o haciendo cosas con las cuales arruina su vida laboral.

 

 

Herramientas para la vida

Día internacional de la educación financiera en niños y jóvenes

Abuelos, tíos, hermanos y primos mayores pueden enseñarle a los menores y adolescentes a ahorrar.


El próximo 15 de marzo se celebrará en el mundo entero el “Día Internacional de la Educación e Inclusión Financiera en Niños y Jóvenes” por lo que es importante que algunos miembros de la familia les ayuden a crear conciencia sobre el buen manejo del dinero.

A los niños y jóvenes que se les enseña a administrar sus gastos e ingresos están más preparados para enfrentar el futuro.
La primera responsabilidad la tienen los padres pero si otros miembros de la familia pueden ayudar a educarlos financieramente estarán formando ciudadanos responsables con el uso de los recursos.

Consejos

1. Enséñeles el valor del dinero con respecto al precio de los juguetes, la ropa que usan, los útiles escolares, los muebles del hogar y los servicios públicos.

2. Cada vez que esté al alcance hágales una reflexión sobre lo que les cuesta a los padres comprar y pagar los bienes y servicios.

3. Guíelos sobre las formas más útiles de ahorrar agua y energía, sin duda los servicios públicos más costosos. Siéntese con ellos frente al computador e incentívelos a que busquen en internet las recomendaciones de expertos sobre las formas más útiles de ahorrar en servicios.

4. Cuando se acerquen fechas especiales como la de sus cumpleaños, navidad, celebración del día de la madre y del padre, amor y amistad o la invitación a una fiesta ayúdeles a crear conciencia sobre la utilidad y la necesidad de lo que desean o quieren regalar.

5. Enséñeles que algunas veces obsequiar algo creado por ellos mismos puede generar mayor satisfacción que un regalo comprado.

6. En caso que la familia esté pasando por una crisis financiera, hay que asesorarlos para que entiendan la situación y no se excedan pidiendo más de la cuenta en la celebración de fechas especiales.

7. El juego es una de las mejores metodologías para enseñar y acercarse a los niños. Aproveche la existencia de algunos juegos de mesa de finanzas para niños que hay en el mercado para hacerles entender el valor del dinero.

8. Cuando vea que el niño o el adolescente toma una decisión acertada con respecto al ahorro felicítelo e incentívelo a seguir adelante y cuéntele una experiencia propia en la que usted pudo conseguir algo a través de la disciplina del ahorro.


 

.